Memoria Feminista para unas vidas libres de violencias machistas

Memoria Feminista para unas vidas libres de violencias machistas

Memoria Feminista para unas vidas libres de violencias machistas

Hoy, como en los últimos años, queremos manifestar el compromiso que desde Podemos Euskadi vamos a seguir mostrando por redoblar todos los esfuerzos para la protección de los derechos y libertades de todas las mujeres, niñas, adolescentes, jóvenes, y adultas, para que puedan gozar de una vida, de una sociedad libre de todo tipo de violencias machistas.

Hoy 25 de Noviembre, Día Internacional contra la violencia hacia las mujeres,  tenemos más presente que nunca a todas las mujeres que han sido agredidas, víctimas de violencias a lo largo de 2018. Las que están dentro de la cifra de 4244, pero también las que no lo están. Las que siguen quedándose en los márgenes de la estadística. Hoy tenemos más presente que nunca a las 30 mujeres asesinadas en los últimos diez años en Euskadi, y a todas aquellas que han sido víctimas de la violencia por el mero hecho de ser mujeres, en nuestra tierra global.  Desde las hermanas Mirabal, a las compañeras Marielle Franco y Berta Caceres. Desde cada una de las mujeres que a día de hoy resiste en Rojhava, a las víctimas de agresiones sexuales que hemos denunciado en estos últimos días. Desde las mujeres indígenas que en Bolivia, en Chile,  se ven perseguidas y torturadas a las adolescentes agredidas en un parque en Galicia por quererse de forma libre a plena luz del día.

Las violencias machistas son una vulneración de derechos humanos sistemática y estructural que como tal, deben erradicarse también desde el ámbito del desarrollo de políticas de memoria, de reconocimiento y de  reparación.

Porque la memoria y el reconocimiento nos sirve para perder el miedo a denunciar, pero también para descubrir, tejer y formar parte de redes colectivas y sociales que nos hagan más fuertes, nos ayuden a prevenir y a sanar.

Una sociedad que se dice respetuosa para con los derechos humanos no puede sino afrontar las vulneraciones de DDHH estructurales que sufren las mujeres, desde la memoria y la reparación. Porque en la memoria se basan  nuestros aprendizajes sociales y los transmitimos a las nuevas generaciones de mujeres. Desde la memoria, asentamos los pilares de nuestro futuro en común.

En Podemos Euskadi, nos comprometemos a que dicha memoria no deje a ninguna mujer atrás.

Nos comprometemos a promover una memoria que actué de vacuna frente a quienes pretenden que los relatos de las violencias machistas queden silenciados o frente a quienes los tergiversan, porque no quieren afrontar la foto que nos muestra como sociedad. Hoy también es un día para reforzar nuestro compromiso de no dejar que ni la desinformación ni la manipulación nos haga víctimas de violencia. Hoy es también un día para exigir que las instituciones estén a la altura de lo que las mujeres, de forma plural, diversa, mayores, adolescentes, racializadas, lesbianas, trans, trabajadoras domésticas, autónomas o empleadas, precarizadas, pensionistas o estudiantes han mostrado en los últimos dos años. Que la agenda feminista tiene memoria, nos trae una genealogía de miles de mujeres que es necesaria dar a conocer, y que tiene futuro, y ese futuro pasa por no parar hasta conseguir cambiarlo todo. NO conformarnos con ser víctimas de violencias sino luchar por vivir unas vidas libres de ellas.

Nosotras, desde las instituciones, desde nuestro espacio político, queremos animar a la población vasca a sumarse a las movilizaciones previstas para el día de hoy y a ser parte del tejido humano, de las redes sociales vivas, que hagan memoria, reconocimiento y reparación para todas las víctimas de violencias.

No hay futuro sin memoria, no hay justicia sin reparación.


Comparte