Elkarrekin Podemos pide en las tres Diputaciones forales y los ayuntamientos vascos proteger a las personas sin hogar después del estado de alarma

Elkarrekin Podemos pide en las tres Diputaciones forales y los ayuntamientos vascos proteger a las personas sin hogar después del estado de alarma

Elkarrekin Podemos pide en las tres Diputaciones forales y los ayuntamientos vascos proteger a las personas sin hogar después del estado de alarma

Elkarrekin Podemos cree imprescindible que las personas sin hogar cuenten con dispositivos de alojamiento tras el estado de alarma y por ello ha registrado mociones y propuestas en las Juntas Generales de los tres territorios históricos y en los ayuntamientos vascos.

La coalición progresista considera que debe haber una coordinación total entre las instituciones e insta a los ayuntamientos a que participen para resolver la situación.

Además, Elkarrekin Podemos ha incluido la perspectiva de género en sus propuestas para que las instituciones protejan a las mujeres de este colectivo, ya que son especialmente vulnerables ante la violencia machista. Para cumplir con este objetivo, la coalición solicita la puesta en marcha de servicios residenciales para uso exclusivo de mujeres.

Las mociones registradas en las instituciones también incluyen que se mantenga el cuidado y la atención que a estas personas se les ha dispensado los días en los que el estado de alarma ha estado en vigor, incluyendo las medidas sanitarias propias de las diferentes fases de desescalada que se vayan implementando.

Por último, Elkarrekin Podemos señala que este derecho viene contemplado en la Estrategia Vasca Para Personas Sin Hogar 2018-2020 y pide su adecuación para en hacer frente a los nuevos retos.

Mociones:

1. Participar, de manera coordinada con el resto de municipios del territorio y con la Diputación Foral, en el desarrollo de un informe destinado a recabar datos y analizar la realidad de Gipuzkoa, Bizkaia y Araba en relación a las variaciones que se hayan producido en la realidad de exclusión residencial en los tres territorios históricos como consecuencia de la crisis generada por el Covid-19, que permita posteriormente diseñar y desarrollar las medidas más adecuadas para hacer frente a la nueva situación.

2. Impulsar la adecuación de la Estrategia Vasca de Personas Sin Hogar 2018-2020 frente a los nuevos retos en materia de prevención y atención que la crisis sanitaria y posterior desescalada han generado junto con el resto de niveles institucionales vascos y que proporcionen una estrategia y respuesta coordinada a las situaciones de exclusión residencial en Euskadi.

3. Mantener las plazas y los recursos residenciales, así como los recursos de acogida y pisos de nueva creación durante la situación de emergencia sanitaria, con objeto de asegurar no sólo el alojamiento sino una continuidad en la atención que reciben estas personas una vez haya finalizado el Estado de Alarma.

4. Puesta en marcha de nuevos recursos residenciales que den cabida a aquellas personas que durante el estado de alarma han sido alojadas en dispositivos y que una vez finalizado el estado de alarma recuperarán su anterior funcionalidad.

5. Diseñar los servicios y procedimientos de trabajo atendiendo a las necesidades específicas de las mujeres y a incorporar a los servicios protocolos de prevención y actuación ante situaciones de abusos sexuales y violencias machistas. Además de la puesta en marcha de servicios para uso exclusivo de mujeres en situación de exclusión residencial, tal y como se señala en la Estrategia Vasca Para Personas Sin Hogar 2018-2020.

6. Diseñar un procedimiento de actuación para los servicios de atención, que contemple las medidas de seguridad sanitarias adecuadas para afrontar la situación de desescalada y escenario post-confinamiento.


Comparte