Día Internacional contra la LGTBIQ+FOBIA

Día Internacional contra la LGTBIQ+FOBIA
Día Internacional contra la LGTBIQ+FOBIA

Día Internacional contra la LGTBIQ+FOBIA

Hoy, 17 de Mayo, Dia Internacional contra la LGTBIFOBIA, queremos sumarnos al llamado internacional en contra de las violencias y discriminaciones que millones de personas en todo el mundo sufren por razón de su orientación/practicas/ identidad sexual o identidad de género.

La Ertzaintza registró 129 hechos sobre delitos y discursos de odio, un 25% de losmismos, por motivos de orientación sexual o identidad de género. Estosnúmeros aumentan año tras año, y revelan que esta violencia estructural que se ejerce contra personas que quieren, sienten, y ​viven de forma diversa, lamentablemente está arraigada en Euskadi y son la última expresión de la estigmatización social que no hemos conseguido erradicar en nuestra sociedad y que hace que muchas personas sean sujeto de una especial posición de vulnerabilidad .Y al mismo tiempo, estos números también revelan que la ciudadanía está desnaturalizando este tipo de violenc​ia, la identifica como tal y la denuncia públicamente. Y es que estos datos son solo la punta del iceberg.

La discriminación y el acoso hacia personas LGTBIQ+ es un fenómeno estructural, presente, ​en todos los ámbitos de la sociedad, en el plano educativo, institucional, en el espacio público y en los espacios privados en los que disfrutamos y socializamos. La violencia LGTBIQ+fóbi​ca es la manifestación más grave y extrema de esta discriminación y acoso. Y es tarea de todas las personas, y con más desempeño si cabe de las instituciones públicas, el demostrar tolerancia cero hacia cualquier tipo de discriminación que impida a una persona ejercer libremente su derecho a una vida libre de violencia y a expresar su diversidad.

La diversidad sexual y de prácticas/opciones/identidades diversas es un hecho positivo de nuestra pluralidad social y una riqueza que nos hace a todos, todas y todes mas libres; no puede ser un obstáculo para vivir una vida libre de violencia y de discriminaciones de cualquier tipo. Debemos avanzar hacia un sistema social en el que no existan relaciones desiguales de poder basadas en el género. Hacia un sistema social que enseñe a nuestros niños, y niñas, a nuestros adolescentes que pueden sentirse libres y seguros en expresar su afectividad como quieran y en vivir su identidad libre de la mirada estigmatizadora. Que como sociedad vamos a hacer todo lo posible por erradicar el acoso, la incomprensión y la violencia de su escuela, de su casa, de su barrio, de la calle, y que no son ciudadanos/as/es de segunda. Que no vamos a permitir ni la discriminación laboral, ni la discriminación social por estos motivos. Y que todo nuestro trabajo en las instituciones va a dedicarse también a asegurar que nuestras políticas públicas protejan, defiendan y promuevan la diversidad afectivo-sexual y las diversas identidades que componen nuestra sociedad.

La escasez de referentes positivos en la niñez, en la cultura, en los medios de comunicación y en la esfera pública que limita el desarrollo natural de la afectividad y sexualidad de todas las personas que no se sienten identificadas con la hegemonía de la heterosexualidad. Esto también es violencia.

Queremos una sociedad que haga de la diversidad su bandera de convivencia y no se conforme con esperar a que víctimas de discriminación lo sean reconocidas si acuden a las fuerzas de seguridad y denuncian – queremos una sociedad que tenga herramientas suficientes para proteger y defender la diversidad porque eso le hace mejor sociedad y porque nos enriquece a todxs. Y queremos que toda persona viva acorde con su identidad, en la búsqueda de la misma y sin miedo a expresarse.

Queremos una sociedad libre de violencias para todas las personas, y eso significa redoblar los esfuerzos y recursos que dedicamos tanto a la prevención como a la respuesta que ofrecemos para la reparación de los daños causados.

Y lo queremos para todxs, para las personas que nacimos en Euskadi y para las personas que llegan a Euskadi. No podemos dejar de mencionar a las víctimas de la discriminación por orientación sexual o de identidad de género que se ven obligadas a huir de sus casas, de sus países y solicitan asilo y refugio en nuestros territorios. La defensa de los derechos humanos de lesbianas, gays, transexuales y bisexuales comienza en nuestras calles y nos conecta de forma directa con la defensa de estos derechos en cualquier parte del mundo, hasta que consigamos que sean universales.

Por la diversidad y el derecho a una vida libre de violencias

Por la tolerancia y la protección de los derechos humanos

Y por la memoria de todxs aquellas que nos precedieron en la defensa de los derechos del colectivo LGTBIQ+

 

   Descargar

Comparte: